miércoles, 12 de diciembre de 2012

El hombre de mimbre (The Wicker Man)

3.5*
 
El sargento de policia Howie (Edward Woodward) llega a una isla de las Highlands escocesas para investigar la desaparición de una joven. Según va avanzando en sus pesquisas comienza a vislumbrar la verdadera razón de dicha desaparición, en un ambiente bucólico y misterioso que no oculta una forma de vida druídica, pre cristiana. Robin Hardy es el autor de esta joya del cine de los setenta, poseedora de un aura maravillosa y de un exquisito sentido del fantastique, conseguidos gracias solo a la inteligente mezcla de un conjunto de factores: un texto maravillosamente escrito por Anthony Shaffer (el guionista de Frenesí y de La huella), la BSO (música y canciones, algunas sobre poemas de Robert Burns y su John Barleycorn) de Paul Giovanni y Magnet así como la fotografía del reputado Harry Waxman. Además, la película cuenta con las siempre estimulantes presencias de Ingrid Pitt y de Britt Eckland así como de Christopher Lee, en una papel que recuerda a una especie de Dios Pan. El sofisticado trabajo de dirección de Hardy destila todos estos factores en el alambique perfecto, regalando a todos los fans de la imaginación un portento visual y musical que, además, es un canto ético. Por otro lado, toda la historia evoca en la memoria del espectador alguna de esas narraciones del gran Arthur Machen sobre cultos paganos y misterios ancestrales, en los que la naturaleza, el sexo y la sangre se hacían uno en ceremonias sacrificiales, todo ello en nombre de Old Gods y de opulentas cosechas. Para terminar, la historia evoca en la memoria El ojo del diablo, una extraña película dirigida por J. Lee Thompson en 1966.





5 comentarios:

  1. una crítica concisa y consistente y una elección curiosa. no conozco "El hombre de Mimbre". si tuviese que comparar la película con otra, más conocida, cual sería? :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  2. Muchas gracias Anónimo. Si tuviese que comparar, lo haría con tres películas que tienen algo que ver con The Wicker Man pero no son iguales: The Devil Rides Out (que es un poco lenta y ridícula, aún estando Matheson al guión), La semilla del diablo (por motivos obvios) y Picnic at Hanging Rock (que comparte un sentido parecido del fantastique con la película de Hardy). Muchas gracias por tu comentario y por tu pregunta.

    ResponderEliminar
  3. Gracias! Picnic at Hanging Rock es favorita y me parece que no tiene su critical pill. me gustaría leer una algún día si le perece interesante :)La semilla del diablo es un clásico y aunque la interpretación es brillante, me gusta menos .

    ResponderEliminar
  4. Por supuesto, Anónimo: tendrás tu pastilla de Picnic! Ya está hecha pero hay que buscarle el momento adecuado, que no todos los días uno se puede tomar una PastillaCrítica como esa... Saludos y gracias por tus comentarios! ;D

    ResponderEliminar